Radio Educación -

Su busqueda:

Categoria: Audiolibro
Programas
El sonido de las letras

El sonido de las letras

El sonido de las letras es una serie radiofónica que busca difundir la obra de tres escritores  mexicanos, contemporaneos de cuentos, a partir de las adaptaciones de sus obras como unidades independientes. (Enrique Serna, Mauricio Carrera y Juan Villoro)

La creciente

Fragmentos de la obra narrativa “La Creciente ” de Cruz Mejía. 
Podcasts
Voces y cantos de la tierra viva

Programa 89. Humberto Akabal

Transmisión 28/12/2018: Humberto Ak´abal es un poeta maya K´iche´ que se formó a partir del canto y el cuento, con la enseñanza de sus abuelos y padres en Momostenango Guatemala. Para finalizar el año hicimos un programa sobre su vida y obra, enriquecido con su poesía y la música de Marimba xojanel keletzu´.

Tranvía 16

01. Nuestras familias

Dramatización de los libros "¿Mi abuela tiene Alz... qué?", escrito por Verónica Van den Abeele y "Me llamo Yoon" de Helen Recorvts, de la Colección Libros del Rincón.

Tranvía 16

02. ¡Eureka! No es magia... ¡es ciencia!

Dramatización del libro "Cómo funciona la ciencia" de Robin Kerrod y el Dr. Sharon Ann Holgate de la Colección Libros del Rincón.

El sonido de las letras

El silbido

El sonido de las letras

La viuda de Fantomas

El sonido de las letras

La noche navegable

El sonido de las letras

Azar

La creciente

Programa 07 - "A los 24 días"

Aquí se narra la tremenda impresión que provocó en un niño venido de un rincón muy pobre, al conocer el Mariachi Vargas, algo que parecía imposible e increíble en su circunstancia. 

La creciente

Programa 08 - "Los rocanroleros"

Aquí tenemos el disgusto por la música de la juventud capitalina de los años sesenta. Un niño venido de provincia, no obstante su escasa cultura, alcanza a reflexionar la manera sosa de ese arte en sus melodías, sus letras forzadas y las inflexiones características de lo que supo después que se trataba de una mala copia del rocanrol estadounidense.

La creciente

Programa 05 - "Cuando pusieron la luz eléctrica" "Con tinta verde" "En moto entre las parcelas" y "Viaje en helicóptero"

Este programa consta de cuatro relatos: 1.    El servicio de energía eléctrica inició en México formalmente en 1904, aunque a fines del siglo XIX ya existían algunos casos; sin embargo, después de continuas luchas se nacionalizó el 27 de septiembre de 1960; pero a nuestro rancho llegó la luz cinco años después. El SME se constituye el lunes 14 de diciembre de 1914, ocho días después del encuentro de Pancho Villa y Emiliano Zapata en la capital para que el bribón de Calderón atentara en su contra la noche del 10 de octubre del 2009. Como ven, teniendo luz, por décadas muchos vimos el país sin focos; sólo iluminado por el sol y las estrellas.

El sonido de las letras

Popeye en la Valenciana

El sonido de las letras

El alimento del artista

El sonido de las letras

Antesala

El sonido de las letras

Vacaciones pagadas

El sonido de las letras

La fuga de Tadeo

La creciente

Programa 04 - "La boda del profe Teodoro"

El muchacho aclara el concepto de la música de banda al presenciar en vivo –por primera vez–, la actuación de “La Banda Canela” de Guasave; tiene significado especial el matrimonio de su profesor pues el casorio es con una muchacha de su rancho.

La creciente

Programa 16 - Tres relatos

1.   “Quién debe tener las armas” 2.   “La palabra pastel” Las cosas que parecen más sencillas a veces están muy lejos de nosotros; si el significante es extraño, el significado lo es más 3.   “No me voy con la competidora” Aquí está un sustito que en la mente de un niño trascendió bastante, pero nada de reconcomia.

El sonido de las letras

Programa 20

La creciente

Programa 23 - Seis relatos

1.     “Dos guitarras” 2.     “La noriona de don Manuel” 3.     “La cuna de segundito” 4.     “El guayabo de don modesto” 5.     “Esto es parte de la radio” 6.     “Cielo sinaloense”   Aquí tenemos la tercera parte del capítulo “Juegos y juguetes”. En particular lo que aquí se narra son ciertas travesuras quizá riesgosas algunas pero muy divertidas, para cerrar con una alegoría fantasiosa  a que nos lleva el cariño por nuestra tierra que no soltamos de nuestros recuerdos. Ahí les va y ni modo ya estamos en este camino. También la inocencia nos salva del peligro en tanto la conciencia de los mayores. Aquí encontramos la fascinación de una niña que se llenó lo ojos de cielo...

El sonido de las letras

La vanagloria