La palabra “negro” ha sido culturalmente determinada. Se encuentra lejos de ser simplemente una relación de significado con una gama cromática. Negro, así, es el color de lo obscuro, lo maligno, lo peligroso. Aplicado como adjetivo constitutivo de la identidad de los pueblos africanos, la palbra “negro” conservó toda la fuerza negativa de su significación. Históricamente, resume la potencia de la deshumanización europea que despojó a los pueblos de su denominación humana y cultural para convertirlos en ‘negros’.

  • INICIO
  • ACERCA DEL PROGRAMA
  • PODCASTS
  • Suscribirse en iTunes
  • Insertar widget

Negro - Desterrar el prejuicio construido alrededor de la identificación de los pueblos africanos

Los negros, es decir, los pueblos del África subsahariana de piel oscura, han sido descifrados a través del prejuicio en los sucesivos periodos históricos de esclavitud, colonialismo, neocolonialismo e intervencionismo neoliberal. En la actualidad, las luchas humanísticas, culturales y políticas, retoman el adjetivo para consolidar movimientos hegemónicos de redefinición de derechos, identidad, valores, cultura, libertad y ejercicio de la política para la autogestión y autodeterminación.

Ahora bien, nuestro país no se encuentra lejos de la formulación del prejuicio hacia lo ‘negro’. Uno de los grandes adeudos de México con sus poblaciones es la falta de reconocimiento de las diferencias. Históricamente, el proyecto de nación se construyó alrededor de una identidad mestiza que se proclamó la única, la más importante y la necesaria en función de su mayoriteo. Recientemente, estudios universitarios y acciones de grupos políticos y asociaciones civiles, han puesto sobre la mesa el problema de la integración del México multicultural. Esto es, el reconocimiento de que el México mestizo moderno ya no corresponde solamente a la mezcla entre español e india, hecha prototipo con la unión de Cortés y la Malinche.
Los mexicanos de hoy reconocen la multiplicidad de influencias en su cultura y la conformación múltiple de su identidad. Una de ellas, no reconocida y difícilmente conocida, es la de los grupos afromexicanos que se ubican en zonas de Coahuila, Michoacán, Tabasco, Veracruz, Guerrero, y Oaxaca, de manera más importante, pero no exclusiva.
Por todo lo anterior expuesto, el programa “Negro” tiene varios objetivos: Desterrar el prejuicio construido alrededor de la identificación de los pueblos africanos, connotados negativamente a través de la palabra “negro”; dar a conocer que las culturas africanas son parte de la integración del México actual; reconocer el valor de la obra y cultura de las poblaciones afromexicanas y, finalmente, difundir la cultura, el arte y las ubicaciones sociodemográfica y geográfica de las poblaciones africanas, y en consecuencia, afromexicanas.
“Negro” cuenta con el apoyo de Fundación Doen Holanda y Hankili So Africa AC, a través de su proyecto en México Casa Hankili África Centro Histórico, para acceder a información, libros, música y contacto directo con especialistas, investigadores, académicos y creadores africanos y especialistas en el área.

Ultimo podcast: Asesinato de líderes africanos Parte II

Comentarios

5 comentarios:

Podcasts